La pedagogía es la ciencia que estudia la educación, su evolución, sus cambios, sus teorías, cuyo sujeto específico es el docente y la institución específica de aplicación es la escuela. Este concepto tiende a confundirse con el de educación, pero es fácil de diferenciar, ya que el campo conceptual de la pedagogía cambia o se modifica permanentemente, porque la educación, que es su objeto de estudio, cambia constantemente por influencia de la cultura, de la aparición de nuevos paradigmas, e incluso de la incursión de las nuevas tecnologías en el campo del saber.

Pasando a otro concepto, un paradigma se puede entender, como un criterio universalmente reconocido y aceptado por las personas en un momento dado, pero que no es de tipo rígido, al contrario, los paradigmas están sujetos a cambios, a evoluciones, puesto que una teoría que en un momento dado ha sido aceptada por la humanidad, puede cambiar por la aparición de una forma de pensar diferente, que funciona y brinda solución a un problema determinado, lo que ocasiona que se deje de lado la creencia anterior.

Los paradigmas son una constante en la educación, muy visibles sobre todo en el desarrollo de sus teorías, métodos y corrientes de estudio, las cuales han cambiado y han ido evolucionando, adaptándose a las épocas, transformaciones culturales y nuevas formas de pensamiento.

Actualmente nos encontramos ante un enfrentamiento de paradigmas en el campo de la educación, me refiero al paradigma de la modernidad, frente al paradigma de las postmodernidad. El paradigma de la modernidad, también conocido como el modelo racionalista, esta siendo criticado por ser racional, lineal, fijo y analítico; se dice que los docentes pasaron a ser autoritarios, represivos y sus estudiantes, por ende, son únicamente actores pasivos y receptores. Por su parte, el postmodernismo incentiva el conocimiento integral y la creatividad, dando un sentido humanista mediante la concepción del ser humano. Constituye en esencia, despertar en las personas su capacidad intuitiva, y no limitar el pensamiento a leyes y postulados rígidos; sin embargo, a pesar que este nuevo paradigma esta siendo sujeto de amplia aceptación, se teme que puede caer en posturas anti -racionales e individualistas.

Lo anterior, me permite reflexionar sobre el cambio de mentalidad que se está dando alrededor del conocimiento y su gran valor como generador de progreso en la sociedad. Es por ello muy importante, cambiar de mentalidad en cuanto a la forma de enseñar, desarrollando en los estudiantes una mayor capacidad de análisis y comprensión, pero también transformando la forma tradicional de aprender, dejando atrás la costumbre de memorizar mecánicamente un conocimiento que se olvidará prontamente y que perderá por ende, su utilidad y relevancia.

Es importante destacar, que todos los conceptos anteriores forman una red inquebrantable; pienso esto debido a que la pedagogía no existiría sin la educación que es su razón de ser, así como la educación necesita de la formación de teorías que la hagan evolucionar a través del tiempo, originándose con ello paradigmas que en un momento dado cobran fuerza porque solucionan un problema presente en un determinado momento, y ,cuando las circunstancias cambian, es donde aparecen nuevas teorías y formas de pensar, o en otras palabras, se origina un cambio de paradigma, generándose un ciclo, el cual llamaría el “ciclo de la formación de conocimiento”, pues de esta forma nace y evoluciona, usando siempre esta malla conceptual muy bien elaborada.

Actualmente, la globalización, la aparición de la Internet y las telecomunicaciones, originaron un gran cambio en la forma de enseñar y aprender. La educación virtual apareció en la escena, provocando con ello muchas reacciones, tanto positivas como negativas, y es claro que la inclusión de las TICs en estos procesos ya es un hecho, que esta siendo aceptado y estudiado por un gran número de personas.

Para concluir, es notable que hoy las circunstancias han variado, gracias al cambio de mentalidad, a la necesidad imperante de “aprender a aprender” y a la fuerza que la educación virtual esta cobrando; es por ello que se hace necesario pensar y buscar formas para, no sólo transmitir el conocimiento, sino lograr que este crezca, permanezca, se mantenga a través del tiempo y sobre todo, impacte en quien lo esta recibiendo y le genere inquietudes, dudas, que le permitan profundizar aún más en los temas y no quedarse con lo recibido únicamente.

La pedagogía es la ciencia que nos permitirá que el paradigma de la “virtualidad” o “educación asistida con tecnología”, permita generar nuevas y mejores formas de enseñar y aprender, a la velocidad que el mundo globalizado y voraz de información necesite, para cumplir las necesidades que hoy por hoy, exige la nueva sociedad del conocimiento, una sociedad critica, analítica, intuitiva e innovadora, pero sin dejar de lado su base conceptual, su razón de ser, ya que de la historia de una ciencia depende su formación futura, y siempre en el tiempo estará la pedagogía guiando a la educación, formándose con ello paradigmas y generándose conocimiento útil a la sociedad, pero no un conocimiento rígido, único e indiscutible, al contrario, siempre flexible, cambiante, sujeto a debates, análisis, a transformaciones y libre, para que sea la misma sociedad la que lo acepte, lo debata, lo juzgue y lo cambie, cuando las circunstancias y los cambios culturales así lo requieran.